Ecológico, Agro-ecológico y Sostenible, diferencias y similitudes

Estamos asistiendo en los últimos tiempos a una verdadera revolución en el llamado “consumo responsable“. Hemos pasado en muy poco tiempo del desconocimiento absoluto de determinados conceptos como bio, ecológico, agroecológico y sostenible, al manejo diario de los mismos e incluso a una utilización errónea o confusa.

Quizá ha llegado el momento de aclarar ciertos conceptos, ya que la profusión de términos nos pueden llevar a la confusión.

Ecológico:

Un producto es ecológico cuando cumple el Reglamento del Consejo 834/2007 sobre producción y etiquetado de productos ecológicos y desarrollado por los Reglamentos de la Comisión 889 y 1235/2008.

La reglamentación sobre producción ecológica establece una serie de requisitos respecto al cultivo, cría o producción de vegetales y frutas, ganado o elaborados alimentarios.

A grandes rasgos y sin entrar en detalles, destacan requisitos específicos como la prohibición de fertilizantes y plaguicidas de síntesis en cultivos de vegetales y frutas, la limitación de utilización de antibióticos y algunas prácticas (alimentación forzosa, destete, atado, etc) en cría de ganado y la prohibición de utilización o limitación de determinados aditivos (sulfitos, conservantes, etc) en la elaboración de productos alimentarios.

Asimismo destaca la prohibición de OMG (Organismos Genéticamente Modificados) en la producción de elaborados, en el cultivo de vegetales o en la alimentación del ganado.

Desde 2010, es obligatorio la utilización del actual logotipo ecológico de la UE en los productos alimentarios producidos mediante agricultura ecológica. El etiquetado debe asimismo estar visible en el envase. En España son las CCAA las encargadas de gestionar en su territorio el certificado por lo que, además del logotipo europeo, veremos el logotipo de cada Comité Autonómico o de la entidad certificadora designada por la Comunidad Autónoma para el control y gestión del sello.


Señalar que la reglamentación respecto al producto ecológico limitó el uso de los conceptos bio/eco/organic a aquellos productos con certificación ecológica para evitar fraudes y confusiones.

Sostenible:

Un concepto global que aplicado a un producto alimentario se traduce en que este producto es viable hoy en día para cubrir las necesidades actuales sin comprometer las futuras.

Cuando hablamos de sostenibilidad aplicada al ámbito alimentario podemos analizar el producto en cuestión desde tres prismas diferentes.

El prisma relacionado con la economía, relacionado con calidad del producto (entendiendo por calidad aspectos como sus valores nutricionales) y el desarrollo económico ligado a el (tipología de economía, etc).

El prisma relacionado con el medio ambiente. Expresado en huella ecológica, impacto ambiental, utilización de insumos y energía, generación de residuos/subproductos, etc

El prisma relacionado con el ámbito social. Expresado en la búsqueda de la cohesión y estabilidad de las personas y su desarrollo como parte de la sociedad.

Sostenibilidad

Si lo comparamos con el sello ecológico podemos decir que la sostenibilidad vas más allá, estableciendo criterios en ámbitos ambientales y sobre todo sociales. En este caso no existe ninguna certificación o sello que avale la sostenibilidad de un producto alimentario. Podemos encontrar algunos sellos privados que establecen criterios ampliados sobre el sello ecológico o específicos para un prisma en concreto tales como el sello Demeter que avala productos desarrollados mediante técnicas biodinámicas. O sellos que amparan productos diferentes a los alimentarios como el sello FSC de la madera.

Es muy popular el ejemplo acerca del típico producto con certificado ecológico que nos encontramos en el lineal del super o de la tienda ecológica, que ha sido producido a miles de kilómetros de nuestro país, sin consideración a otros aspectos como pueden ser los las condiciones laborales de los productores, las materias primas utilizadas (variedades o razas autóctonas), su impacto ambiental, etc. Es decir, un producto ecológico puede no ser sostenible.

Agroecológico:

Recientemente se empieza a utilizar este concepto. Es la respuesta a la carencia del sello ecológico actual para tratar aspectos ambientales y sociales. Según la opinión de muchos operadores y consumidores, la reglamentación ecológica es adecuada para establecer requisitos en cuanto a producción y utilización (limitación, sustitución o prohibición) de determinadas sustancias, pero no entra a establecer requisitos o lo hace insuficientemente, que regulen otros aspectos relacionados con el ámbito social y ambiental.

Digamos que podría ser la concrección del concepto sostenible aplicado a los productos alimentarios.

Agroecológia

A partir de aquí se establecen a mayores otra serie de requisitos a tener en cuenta a la hora de valorar un producto alimentario tales como:

  • Producto de cercanía
  • Producto de temporada
  • Razas y variedades autóctonas
  • Comercio justo
  • Condiciones laborales
  • Soberanía Alimentaria
  • Naturaleza socio-económica del ente productor
  • Fórmulas de comercialización (canales cortos, planificación producción, precios estables, etc)
  • Empleo rural, fijación de población rural
  • Valor nutricional, dieta mediterránea
  • Huella/Impacto ecológico

No hay actualmente una certificación que avale estos criterios aunque se está trabajando en un sello denominado SAES (Certificación Social Participativa) donde son los propios productores y consumidores los que establecen los valores a cumplir haciendo especial hincapié en aspectos éticos, sociales y laborales.

Reflexión

Una vez que tenemos claros los diferentes conceptos. Como consumidores, deberíamos tomar la decisión más adecuada respecto a que tipo de productos adquirir y consumir. Para algunos, el sello ecológico será aval suficiente y para otros muchos, los criterios sostenibles o agroecológicos deben ser tenidos en cuenta. Lo importante es tener claros los conceptos para poder elegir y no llevarse a engaño.

Ejemplos: Un producto de cercanía y temporada puede no ser ecológico (por ejemplo fruta y verdura tratada con plaguicidas y fertilizantes de síntesis) , un producto artesano puede no ser sostenible (porque utilice materias primas importadas de lejos), un producto “natural”, entendiendo por natural que no lleva aditivos, puede no ser ni ecológico ni sostenible.

Almendros en flor

En EsDeRaíz, trabajamos con productos/productores ecológicos certificados que además, cumplen, en la medida de lo posible, los criterios de sostenibilidad/agroecológicos antes definidos tales como La Verdera, Cooperativa Crica, Ecoeduco, Ecotoledo, Ecotahona, La Olivilla, etc. También trabajamos algún producto no certificado que cumple los criterios de la agroecología (comprobados in situ por nosotros) como El Majadal, El Zorzal, Huerto San Martín aunque animamos a estos productores a que se certifiquen (la mayoría están en proceso) ya que creemos que un producto sostenible/agroecológico debería englobar la certificación ecológica del mismo.

EsDeRaíz

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone

Leave a Reply

Required fields are marked*


2 + = diez