Vinos Patio, salud y buen vino!

(Disponemos de los vinos de Patio en nuestra tienda on line, si quieres descubrirlos pincha aquí)

Vaya tarde de primavera que tuvimos el otro día en Mota del Cuervo (Cuenca). Si no fuera porque la sequía es preocupante, ahora en invierno, se disfrutan estos días especialmente.

Hacía tiempo que no estaba en Mota y aprovechamos, Valentín y yo, para tomarnos unas espectaculares sardinas escabechadas en el mesón Don Quijote, toda una institución allí. Para explicar lo de comer sardinas en plena Mancha, habría que remontarse a los tiempos en los que no había refrigeradores y la distribución alimentaria necesitaba sistemas de conservación natural como el salado, el adobo, etc. Prueben recetas de bacalao por la Mancha y ya me dirán!!

Al grano!, fuimos a Mota a conocer a Samuel Cano agricultor y viticultor y a su proyecto de vinos Patio. Los vinos de Samuel son absolutamente originales y queríamos conocer de primera mano su proyecto.

Samuel nos atendió como si fuéramos de la familia y con el tuvimos oportunidad de ver sus viñedos, sus otros cultivos y su bodega. Como dice Samuel, aunque la frase no es suya, me gustan los vinos cuadrados!!, y esa puede ser la sensación al probar algunas de sus elaboraciones.

Este es el extracto de una gran tarde en La Mancha.

Samuel, háblanos de tu relación con el campo y con el mundo del vino

Vengo de una familia de agricultores por muchas generaciones. Antiguamente la viticultura en esta zona estaba reservada a vino de autoconsumo. Ahora en castilla la mancha hay 600 mil hectáreas de viñedo, a primeros de siglo había unas 10 mil.

Aquí se empezó a plantar viña a partir de los años 50. La Airén (variedad típica manchega de uva blanca) daba mucha producción y mucho trabajo. Eso permitía generar una industria asociada muy potente, se fomentó la plantación de viñedo por razones sociopolíticas, a la vez desaparecieron las escuelas de capacitación agraria.

Durante mucho tiempo los agricultores han sido manejados y ahora, por desgracia, seguimos igual: Date cuenta que, de 40 para abajo estamos “cuatro”, la mayoría de los agricultores están jubilados o a punto de jubilarse.

La agricultura ha perdido la parte de cultura, ahora somos una agroindustria dedicada a consumir y producir, esclavizados por la industria de los agroquímicos, las semillas, los combustibles y las subvenciones.

El agricultor solamente puede seguir para adelante, somos esclavos de nuestra propia explotación. Pagamos gastos y nuestro sueldo, nada más. Comido por servido. El capital invertido de cualquier agricultor, al 2% daría un beneficio mucho mayor. No se gana dinero con esto.

Cuéntanos tu experiencia como viticultor

Cuando volví de estudiar (Samuel estudió ingeniería informática, aunque dice que lo único que aprendió en la universidad es a aprobar exámenes), intenté mejorar la labor que había hecho mi padre en los últimos 30 años.

Reconvertimos el viñedo a espaldera (sistema de disposición del viñedo) para favorecer la mecanización y nos centramos en conseguir producción (Samuel nos enseña una parcela de variedad airén reconvertida de vaso a espaldera para combatir las heladas). De 1998 a 2000 fueron años en los que probé de todo, fertilizantes para conseguir mayores producciones intentando exprimir al máximo los cultivos, etc.

En aquellos tiempos conseguí producciones altísimas, aunque luego te das cuenta de que los números no cuadran. Introducimos el riego y nos centramos en la fertilización, automáticamente el número de tratamientos subió de uno al año a tres o cuatro, por la aparición de enfermedades que nunca habíamos visto por aquí como oidio, botritis, etc.

Recuerdo que me gasté 7000 euros en un abono especial para melón, aquello funcionó muy bien pero nos pagaron en la cooperativa por grado y ph, tuve casi más ph que grado!!!!

En esos años me fui a estudiar capacitación agraria en Madrid, allí conocí a José Ramón Lissarrague del master de viticultura de la politécnica y a los investigadores de la finca El Encin de la comunidad de Madrid. Estas gentes me cambiaron el chip, a partir de ahí empecé a primar la calidad de la uva con el objetivo de que sirviera para hacer buen vino. De ahí a la producción ecológica hubo un paso. Por ejemplo, limitamos al máximo los tratamientos con azufre y últimamente sólo echamos suero de leche.

Al final he llegado a una solución intermedia, renunciando a parte de mi filosofía. Por desgracia te das cuenta de que no se valoran los parámetros de una uva de calidad. Este año he orientado la poda a una producción ligeramente más alta para poder lograr una rentabilidad mínima en la uva que va para cooperativa y para otras bodegas.

En el caso de la uva que utilizaré para mis vinos, tengo microparcelas seleccionadas dentro de cada finca, en ellas, a través de una poda en verde muy rigurosa, seleccionaré la uva para mis vinos buscando la máxima concentración y calidad.

Aquí ya hay suficiente estrés hídrico pero no hay contraste ente noche y día, por lo que tenemos que compensar con el riego para bajar temperatura de la tierra. Por eso tan solo regamos a partir del final del envero y con el inicio de la maduración para no tener una perdida de acidez ni subida de ph.

-Samuel nos enseña varias parcelas mientras vamos charlando-

Háblanos de tus otros cultivos

Cultivamos ajos, patata y algo de cereal. El cultivo de ajos es tradicional de la zona y siempre lo hemos hecho, el de patata estamos fomentando últimamente, antes era casi para consumo propio y para vender localmente.

Hago cultivo combinado con ajos, patata y viña, tiene sus ventajas. Por ejemplo, me sirve para regular el golpe fuerte del abonado en la viña que puede causar desequilibrios y excesos. Además las micorrizas del ajo son mejorantes para la fijación de los nutrientes. Incluso la patata mejora el estado del suelo, combate la suela de labor y extrae los nematodos.

Tenemos riego por goteo y subterráneo en la viña, pero como el agua está sucia tapona las salidas. Sería ideal por evitar la transpiración y porque no hay precipitados de cal.

¿Qué piensas de la nueva legislación del vino ecológico?

Se ha abierto la mano para que entre cualquier elaborador convencional. A mi modo de ver es una estrategia de los grandes mercados de consumo de productos ecológicos. Se está buscando un exceso de oferta para poder controlar el precio e imponer precios bajos. Te dan la limosna para luego controlar el precio. Para eso sirven las subvenciones.

La gente que se inició en la agricultura ecológica hace 15 años, los pioneros, están desencantados porque ven que se ha derivado hacia algo ilógico.

¿Cuál es el futuro de la agricultura en nuestro país?

El mundo rural en este país está abocado a ser una reserva natural y un coto de caza barato. La mayoría de los agricultores se van a meter en agricultura ecológica, no por conciencia, si no porque se han acercado los requisitos a cumplir con los de la agricultura convencional y creen que podrán dar mejor salida a sus producciones. Ahora bien, la agricultura ecológica no habla nada de biodiversidad, fijar población rural, ni nada por el estilo.

Quizá sea una buena oportunidad para los verdaderos agricultores. Lo que está claro es que, para diferenciarnos, no podemos confiar en los certificados. Debemos hacer una labor de predicamento y sobre todo ser honestos, rigurosos y constantes. No hay otra forma. Es importante hacer red con tus clientes, productores amigos, gente concienciada, etc. Debemos ayudarnos y establecer sinergias.

¿Qué piensas de los transgénicos?

Los transgénicos están ahí, no creo que lleguen a la viña en esta zona en concreto, pero probablemente si a otros cultivos como el ajo.

La invasión actual viene de las variedades, por ejemplo el ajo morado de Las Pedroñeras, algo tan nuestro, ya es muy escaso, la variedad viene de China. Son variedades que no duran más de dos o tres años, es una especie de obsolescencia programada.

Hablemos de tus vinos

Actualmente estoy elaborando con airén (blanco), tempranillo (aunque es una variedad que no me gusta aquí en La Mancha), Syrah (la puse porque me encantan esta variedad y sus vinos carnosos y concentrados), Petit Verdot y Graciano (estas dos últimas buscando acidez y estructura en mis vinos).

Con ellas elaboro un blanco de airén, un vino joven de tempranillo, un ensamblaje de varias variedades y un selección de  petit verdot y syrah.

-Posteriormente en la bodega, tuvimos la oportunidad de catar los vinos, resultando vinos cargados de fruta, muy expresivos y realmente originales-

Los vinos son naturales, este término significa que simplemente son procedentes de la fermentación de la uva, no hay ningún añadido de sulfuroso, levaduras, ácidos o cualquier otra sustancia.

-En breve hablaremos del fenómeno vinos naturales en el blog-

¿Cuéntanos cómo está el panorama de los vinos naturales en España?

En España estamos en plena batalla ahora, ya que somos denostados por los elaboradores digamos “convencionales” que sí utilizan añadidos en la elaboración. En otros países como Francia e Italia hay organizaciones de productores con numerosos asociados haciendo vinos naturales desde hace muchos años.

Con la premisa principal de utilizar solamente la fermentación de la uva, hay otras características más o menos comunes a los que elaboramos vino natural. Somos todos viticultores, es decir cultivamos la uva de nuestro propio vino, cultivamos respetando al máximo el medio ambiente, etc. A partir de esto hay más o menos radicalismo en cuanto a las filtraciones y estabilizaciones o no y estas cosas.

La asociación de elaboradores la creamos aquí en Mota en 2008.

Nuestro objetivo es hacer buen vino ante todo. Los viticultores queremos estar detrás de nuestros vinos. Curiosamente son muy exitosos con la gente no aficionada al vino, que no tiene prejuicios preestablecidos.

Estos vinos tienen además otra particularidad, al beberlos no tienes tanta sensación de embriaguez, ni resaca al día siguiente. Esto tiene su explicación, el sulfuroso bloquea las vitaminas B6 y B12 encargadas de sintetizar el alcohol en el hígado.

¿Cuáles son los proyectos de futuro para la bodega?

Este año estrenamos instalaciones, el año que viene vamos a hacer 15 mil botellas, para un máximo de 50 mil. Quiero orientar los vinos a la exportación, aquí en España por desgracia el consumo de vino está desplomado.

Hablando de gastronomía, ¿Cuál es tu comida favorita?

Toda la que esté hecha con cariño.

Un vino y/o un elaborador que te gusten

Bebido la semana pasada, Syrah 2002 de Ruiz Villanueva, muy elegante y vivo y todavía cuadrado como a mi me gustan.  Y el elaborador el mismo, Julián Ruiz Villanueva. Aunque no soy hombre de un solo vino ni un solo elaborador; los vinos, cada uno tiene su momento y su compañía, aunque todo lo que tiene a un agricultor detrás suele gustarme muchísimo.

Por último, un sueño

Vivir, dejar vivir y que mis hijos y nietos lo puedan hacer en un mundo igual y si puedo mejor que el que me ha tocado vivir a mi.

EsDeRaíz

Para disfrutar plenamente de estos vinos debemos acercarnos a ellos sin prejuicios, sin los esquemas preestablecidos en cuanto a qué esperamos encontrar en un vino. Si lo hacemos así, descubriremos verdaderas joyas plenas de fruta y estructura.

Valores EsDeRaíz: Producto local y artesano, elaboración respetuosa con el medio ambiente, autoempleo rural, utilización de variedades autóctonas (Airén).

Productos en la tienda de EsDeRaíz: Vino tinto joven tempranillo, Vino tinto ensamblaje, Vino tinto selección, Vino blanco Airén.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone

Comments

  1. Fantástico post. Has exprimido buena parte del jugo que puede dar el gran Samuel. Un fenómeno.

    Saludos

  2. Pues sí, un fenómeno, da gusto comprobar que todavía hay agricultores tan preparados y concienciados como él en nuestro país. Los vinos muy interesantes.
    Saludos

  3. La vida del agricultor es la mejor calculada para la felicidad y para las virtudes humanas. La constancia y el esfuerzo son el complemento indispensable de todas las virtudes. Aún me sigue resultando impresionante que Samuel pueda transmitirnos todo ello con un gustoso trago de vino. Parece magia….

    1. …alquimia, quizá?

      1. Pues quizá!!, en cualquier caso pasión, trabajo y honestidad…

  4. Yo creo que algo tiene que influir el carigno y sacrifio que pone Samuel en su vino (y de aquellos que tiene cerca!)
    Deseando estoy que este vino se conozca incluso fuera de Espagna…

    1. Por supuesto!, me consta que estos vinos son muy apreciados fuera de nuestro país.
      Saludos

  5. Conocer los vinos de Samuel, es un poco conocerle a él. Siempre fiel a sus convicciones que son el resultado de unas experiencias personales un tanto dificiles, como es habitual en el medio rural. Pero esas convicciones expresas tan sencillamente pueden llegar a hacernos replantear muchas cosas. Gracisa Samuel, y….¿Salud y buén vino!!

  6. Gracias a todas y todos por vuestros piropos. Espero que el tiempo y la autoridad competente nos permita seguir trabajando y elaborando los nuevos vinos. Y que lo podais disfrutar por supuesto.

    Salud y buen vino

Leave a Reply

Required fields are marked*


6 × = doce