Mercado de Sta Mª de la Cabeza, planta 0, local 20 28045 – Madrid –
Llámenos ahora: 910176891 / 619466367
Email: info@esderaiz.com
 

m

Reparto a domicilio

Pedido mínimo 30€
Entrega gratuita
en el barrio de
Arganzuela
Para Madrid capital
sin portes
desde 75€

Image Alt

EsDeRaíz

Todo el mundo sabe que el pescado es un producto básico en nuestra dieta. De hecho nuestro país es uno de los principales consumidores del mundo y también uno de los principales países pesqueros con puertos como el de Vigo (el segundo en importancia del mundo en procesamiento de pescado después del de Tokyo). Los Españoles consumimos aproximadamente unos 25 kilos de pescado al año de diversa procedencia entre pesca extractiva, acuicultura y marisqueo.

pez

Como en otro ámbitos de la alimentación, las especies consumidas han ido variando a lo largo del tiempo. Las especies menos comerciales y de menos valor gastronómico han dejado paso a otras especies más comerciales que son la actualmente más vendidas. Entre ellas la merluza, la lubina, la dorada, el atún y el lenguado son las más consumidas. A ellas se han incorporado especies «introducidas» comercialmente por su precio comedido y su fácil venta ante determinados colectivos como los niños, ancianos, etc. Nos referimos a la famosa Panga procedente de Vietnam o a la también famosa Perca del Nilo procedente de Namibia. Estas especias han relegado a nuestra trucha como pescado «low cost» en las pescaderías.

Debemos tener en cuenta que la actual normativa comunitaria exige un etiquetado del pescado donde se indica, entre otros datos, la especie (nombre común y científico), la modalidad de pesca (extractiva, acuicultura o marisqueo), la zona de extracción (zona FAO) y la presentación (fresco, congelado). La próxima modificación del etiquetado incluirá el arte de pesca utilizado, lo cual dará otra pista al consumidor acerca de cómo ha sido pescado el propio pescado. Recordemos que hay artes tradicionales que podemos considerar sostenibles como el anzuelo, la volanta, la almadraba y otras agresivas hacia el medio marino como el arrastre y el palangre. Los principales problemas con los que se encuentra la pesca actualmente son:

La sobreexplotación de los caladeros: Se calcula que el 80% de los caladeros mundiales están sobre explotados, esto es que sufren una carga de pesca superior a la capacidad de regeneración de las especies pescadas. Lo cual desemboca en escasez y desaparición de la pesca.

Los descartes: La utilización de artes de pesca no selectivas provoca la captura de especies sin valor comercial (pero importantes en la cadena trófica) o tamaños inmaduros de pescados con valor comercial lo cual provoca una agravamiento de la sobreexplotación.

Si nos fijamos en la cada vez más floreciente industria de la acuicultura, su producción actual supera en cantidad al pescado extraído mediante pesca. Especies como la carpa plateada o el alga wakame son las más producidas a nivel mundial. En nuestro país destacan los mejillones, la trucha, la lubina y dorada y el rodaballo.

El principal reto de la acuicultura es conseguir alimentar a las especies «criadas» con alimento no animal (lo cual hace que se siga pescando y sobreexplotando caladeros). Se calcula que para producir 1 kg de salmón se necesitan 3 de otras especies que no tienen valor comercial pero si trófico. La acuicultura ecológica (como la ganadería ecológica) apuesta por la gestión respetuosa del pescado, la alimentación de origen bio y las restricciones en cuanto a tratamientos antibióticos.

Por último la industria del marisqueo muy implantada en nuestro país (especialmente en zonas de Galicia y Andalucía) representa otra parte importante de capturas. Destacando que, ante la demanda actual, los caladeros tradicionales de nuestro país no pueden absorber la demanda por lo que se trae marisco de otras zonas del mundo como Escocia, Irlanda, Sudáfrica, etc.

Ante el dilema que tiene el consumidor responsable a la hora de comprar pescado podemos establecer unas datos de aspecto práctico que nos ayuden a comprar pescado lo más sostenible posible.

Tipo de pesca: Deberíamos priorizar las artes de pesca tradicionales frente a las industriales (la próxima normativa de etiquetado nos permitirá saber el arte de pesca utilizado en cada caso). Existen certificaciones internacionales como MSC que aseguran el origen en pesquerías sostenibles.

Zona de extracción: Muy pocos consumidores conocen el significado de las Zonas FAO. Las zonas FAO (organización para de Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura) dividen los mares de nuestro planeta en diversas zonas, de tal manera que podamos identificar el origen de las capturas. Las zonas FAO correspondientes a nuestro país sería la 27 (Atlantico) y la 37.1 (Mediterráneo) Hay que decir que la zona 27 es muy grande e incluye capturas en zonas del norte como Gran Sol, costas escandinavas, costas británicas, Terranova, etc. A este respecto es muy importante diferenciar la Lonja de entrada del pescado con el origen del mismo (no es Gallego todo el pescado que entra por una lonja Gallega…)

Especies: Deberíamos priorizar especies no sobreexplotadas (merluza, langostinos, atún, pez espada, etc)  y especies procedentes de nuestros mares cercanos pescadas tradicionalmente. En el caso de la acuicultura priorizar especies no carnívoras sobre las carnívoras y ecológicas frente a convencionales.

Tamaño: Descartar las tallas muy pequeñas (inmaduros) y las muy grandes (son los que más potencialidad reproductora tienen).

Desde hace un tiempo en EsDeRaíz comercializamos pescado y conservas de pescado procedente de pesquerías sostenibles, así como pescado ecológico procedente de acuicultura. Pídenos información aquí.

EsDeRaíz

Para consultar:

La pesadilla de Darwing, reportaje acerca de la pesca de Perca del Nilo en Namibia y sus consecuencias sociales y ambientales.

Zonas FAO

Campaña «Ni un pez por la borda«

En Rne (Alimento y Salud) hablando de pesca sostenible

Abrir chat
WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner