Recetas aptas para celiacos: Roscón de Reyes sin gluten

Si hay un dulce que todo el mundo quiere comer esta semana es el Roscón de Reyes. La parte buena es que podemos encontrarlo en cualquier supermercado a un precio bastante asequible. La mala, que una vez más, son pocas las confiterías que se acuerdan de los celiacos.

En Madrid (y en el resto de España) hay alguna que otra pastelería especializada en la que podemos comprar un roscón de Reyes sin gluten, pero si no lo hemos encargado, va a ser difícil hacernos con uno. ¿Es tu caso? Pues no te preocupes, en este artículo vamos a decirte cómo hacerlo tú mism@.

 

Roscón de Reyes sin gluten: Ingredientes

 

La receta del roscón de Reyes sin gluten es similar a la del tradicional, pero con ingredientes aptos para celiacos:

 

  • Harina sin gluten (400 gramos)
  • Maizena apta para celiacos (100 gramos)
  • Mantequilla (60 gramos)
  • Levadura apta para celiacos: Puede ser prensada (50 gramos) o en polvo (2 sobres)
  • Azúcar glass (150 gramos)
  • Agua de azahar (media cucharadita de postre)
  • Ralladura de limón
  • 2 huevos para la masa y otro más para pintarlo
  • Una taza de leche (caliente)
  • Frutas escarchadas y frutos secos para decorar
  • Opcional: La figurita para introducir en el interior

 

Roscón de Reyes sin gluten: Elaboración

Image courtesy of artur84 at FreeDigitalPhotos.net
Image courtesy of artur84 at FreeDigitalPhotos.net

Antes de empezar con las preparación de nuestro roscón de Reyes sin gluten casero tenemos que cerciorarnos de que tanto el horno como los utensilios que utilizaremos estén libres de gluten. Claro que si en casa hay algún celiaco esa advertencia sobra. Ahora sí que comenzamos, y lo haremos paso a paso:

1. Echamos la harina en un recipiente y hacemos un hueco en el centro, donde añadimos los huevos y la levadura previamente diluida en la leche.

 

2. Mezclamos los ingredientes bien y añadimos la mantequilla (en trozos), la maizena, el azúcar (podemos sustituirla por azúcar integral de caña, libre de gluten), el agua de azahar y la ralladura de limón. Amasamos de nuevo hasta que la masa quede suave. Sabremos que está lista cuando no se nos quede pegada en la mano. Vas a tardar un buen rato (calcula 15 minutos), así que paciencia.

3. Una vez que la masa ha quedado fina, hacemos una bola.

4. Mojamos las manos con agua y usamos los dedos índice y corazón para hacer un agujero en el centro de la bola (de unos 4 ó 5 centímetros). Un truco: Puedes colocar un molde para galletas para que el agujero no se cierre durante el horneado.

5. Introducimos la figurita y pasamos a una bandeja de hornear.

6. Tapamos la masa con papel film y la dejamos reposar hasta que doble su volumen. Lo mejor es hacerlo dentro del horno y tarda hasta tres horas. Si te ha pillado el toro, puedes dejar el horno a 40°C y de esta forma reducirás a la mitad el tiempo de levado.

7. Precalentamos el horno a 220°C (si es muy potente, a 180°C). Mientras tanto, pintamos el roscón con huevo batido, espolvoreamos con azúcar y decoramos con la fruta escarchada y los frutos secos.

8. Horneamos durante 20 minutos. Antes de sacarlo, conviene abrir la puerta y dejarlo un rato dentro del horno para que no se baje.

Si queremos, podemos rellenarlo de nata, crema pastelera, chocolate, etc.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone

Leave a Reply

Required fields are marked*


uno + 9 =